martes, 3 de marzo de 2009

Mitologías III


III
Los dioses están ahí, en las estrellas. Sus palacios hechos de luz son más hermosos que cualquier cosa. Y desde allí juegan. Juegan con los mortales. Las casas de las razas finitas son los planetas de roca-y algún que otro planeta gaseoso-. Los Eelöi(las razas finitas) viven su existencia tratando de entender el juego de sus amos. Pero nunca podrán entenderlo. Por eso es tan difícil la vida mortal. Por eso las razas inteligentes solo esperan que su existencia sea corta, para así poder emigrar al Más Allá, hacia el último universo, donde el placer es la única realidad. De allí que la guerra sea una constante entre los Eelöi… 

VII
El primer rey humano se llamó Hes, y era hijo de Ann y Her. Su reino se levantó en medio de Pangea, cerca de la tierra de desiertos. Era una zona fértil y de frondosos bosques, atravesada por un río que moría en el mar oriental. Este reino comenzó a crecer y pronto tuvo mil habitantes. Era próspero y pacífico, ya que los humanos todavía no conocían el odio. Un día Hes decidió desposar a la hija del rey de los Elfos (raza semidivina hecha de luz) llamada Hilönna. Todo estuvo bien, por un tiempo. Las dos razas convivieron en paz y juntos fueron descubriendo la tierra que los contenía. Exploraron los mares, las tierras de desiertos, los altos bosques de Gardd y descubrieron nuevas razas para comerciar. Pero en el día 300.000 después de la Creación, Dërium no pudo contenerse más. Quiso ser lo que tenía que ser, quiso cumplir la voluntad de Aquel que Ordena. Y sembró el odio entre las razas. Ese día Hilönna sintió un deseo enfermizo por un Silfo (ser mitad humano mitad elfo) y consumó su crimen en los mismísimos bosques del palacio real. Hes los vio y ordenó que los asesinasen de una manera horrible (el silfo fue arrojado del Monte Lär y a Hilönna la tiraron a los Duendes Hormigas). Ambas razas (elfos y silfos) pidieron explicaciones pero el rey humano no las dio (se veía la lengua de Dërium detrás de todo aquello). Y entonces el día 300.010 comenzó la primera guerra que sacudió los cimientos del planeta Tierra… 

XXX
…y avanzan los árboles
Quieren saber el color de la sangre humana,
Quieren probar el sabor del cerebro del Hombre.
Por primera vez, el metal habla.
Por primera vez, la magia asesina.
Rodean la ciudad los ejércitos de oro de Silfos y Elfos y Enanos y Silvanos y Ninfas y Centauros.
Sostienen su mundo de metal y madera, su ciudad divina, Humanos y Sátiros y Ángeles y Ogros y Faunos y Ejeridës y Príapos y Fiöllos.
Se odian las razas con fuego y acero.
Se odian y Dërium ríe con una carcajada de trueno…

                                                                 (La Hesiada, canto II, edición de Zer, 2009 D.L.C.)


12 comentarios:

INSTANTES dijo...

Interesante escrito, estas historias activan la imaginacion y invitan a tejer otras... historias.
saludos!!!!

Dragon de Azucar dijo...

¡Te fuiste al carajo! Muy bueno. Y con esa foto sumas +20

Muy bueno Titán, tus mitologías y creaciones se superan cada días.

Saludos

Manco Cretino dijo...

Tolk... Tolquién? No existe!
Titánke, de acá.
Claro! El de las historias "ahumadas"!
Publicitando... Manco Cretino

Mr. TAS dijo...

un placer passearte por aqui!!

La otra parte de mí dijo...

hoy ,leerte me hizo aprender un poco.gracias.

El Titán dijo...

gracias a todos...
yo lo único que leí de Tolkien fue el Silmarillion...yo solo me inspiro en un ángel que todas las noches me trae cerveza y me cuenta de un universo paralelo donde todas estas cosas pasaron...
Un saludo para todos...

Suel dijo...

Vengo con prisa y sin tiempo para mucho. Sólo quería agradecerte tu paso por mi blog y el piropo que me has dejado.
En cuanto tenga un ratito me doy un paseo por tu univeso paralelo, que promete.
Un saludo!

Erebus dijo...

¡Wow! ¿Que tendrá el pensamiento mitológico? ¿Qué tendrá? Inspirar, inspira un montón todo esto...
Lo bueno que tiene es que puedes dar tus explicaciones sobre la naturaleza humana y la ética sin recurrir a Kant... que ya es mucho.
Esta entrada es muy visual.
Me ha gustado eso de "...Y Derium rie con una carcajada de trueno", pero juraría que lo lei en "La alucinación de Gylffy" (La edda menor).
Por cierto, que este "Derium" tuyo me recordó en cierta medida a Judas Iscariote. Me recuerda en el sentido de que hay quien dice que a Judas no se le puede culpar por lo que hizo, ya que simplemente cumplía con su parte de la historia divina, y que era Dios el que estaba detrás de todos los desgnios, incluidos los del propio Judas. Si es así, ya ves donde está la similitud.
¡Saludos desde el Trono Nublado!

Dragon de Azucar dijo...

¡Quiero conocer a ese ángel inmediatamente!

Saludos

El Titán dijo...

Erebus, qué lectura!
Deriüm es mi Marte más que mi judas, la personificación de la guerra, es que los hombres no somos culpables de lo que hacemos...son esos dioses malditos....
Dragón: ya lo conocerá...

malthus dijo...

Mientras los Eeloi se pelean.. se los devoran los Mmorlock.

Ando interesado en saber cómo son las Ejérides o un Príapo..

Un Fiöllo me lo imagino.

El Titán dijo...

Los Ejérides son seres mitad vidrio mitad luz fucsia...
Príapos son los más sátiros entre los sátiros...con miembros portentosos y siempre listos, como los scouts....

Sonidos (hay mucho para escuchar)

Paraiso Perdido

Paraiso Perdido