martes, 13 de mayo de 2008

Cosmogonía II


La Idea estaba antes que todo. En un espacio de éter puro y agua fresca, un océano primordial donde todo lo que iba a ser ya era, la Idea se disponía a ordenar los elementos. Es que el ser depende de una conciencia que lo configure como tal. La Idea era esa conciencia, una conciencia clara y precisa, absoluta, puro pensamiento. Un observador mental, un ojo no físico hecho de la materia con que se construyen las almas. Con los dos elementos existentes comenzó a trabajar, con agua y éter. Primero construyó una fortaleza de cristal en el centro del espacio, un sol negro que sería la fuente de poder del universo. De allí, las estrellas y sus hijos de roca fueron paridos por explosiones espectaculares-como finales orgiásticos de poemas sinfónicos, vientos y timbales y órganos chocando con ese silencio en donde todavía se percibe la magia de la batuta-. Millones de estrellas y mundos tomaron su lugar en el espacio ante la atenta mirada de la Idea, que pensaba las leyes que gobernarían ese reino. La gravedad, el caos, la luz, las reacciones de los elementos, las almas y sus prisiones de carne. Porque el universo, para existir, para seguir existiendo, necesitaba más observadores. Por eso la Idea pensó a las razas. Por eso las almas llovieron sobre ciertos mundos aptos para soportar los cuerpos y su compleja biología. Extensiones de su conciencia. En general, en el tercero o en el cuarto planeta de los sistemas estelares, fueron naciendo diversas razas que configuraron, con su pensamiento, dado que eran parte de la Idea, los diversos entes sometidos a su cotidianeidad (que es la observación sobre el devenir; la Idea, en cambio, observa en un eterno presente). Muchos siglos pasaron y así el universo creció, alimentado por las razas, cada vez más inteligentes y seguras de la realidad. La Idea sigue pensando el mundo pero este, en última instancia, es responsabilidad de las almas. Muchas razas, por no comprender que eran parte de algo más grande, se extinguieron; otras, en cambio, alcanzaron la gloria de la Idea e hicieron de su porción del cosmos un paraíso; y unas pocas, como la nuestra, siguen luchando, siguen buscando lo correcto aunque les cuesta entender el propósito que las impulsa. Dichas razas siguen llamando Dios a la Idea.

14 comentarios:

Asterion dijo...

Si lo original fue la Idea -el motivo y el principo- dónde está la palabra que da sentido a la idea y es precursora pues sin ella ¿cómo idear?

Wonder woman dijo...

Hola Titán. Vengo a espiar. Me siento un poco mareada en su Universo, pero veré de acomodarme.
Por lo pronto, me saco los zapatos...
Le dejo besos (los Titanes pueden besar??)

Wonder woman dijo...

Ya descubrí lo que me marea: el tipo de letra... tanta cursiva se me vuelve en contra y me cuesta andar por tantos rulos, subidas y bajadas.
Y eso que soy una voraz lectora...

Awixumayita dijo...

Me encanta tu blog... y lo bien que me viene ahora que se acercan los examenes, pues estudio 2º curso de la licenciatura de filosofía. :)

Besitos naranjas

Alguna dijo...

Me gustó este post. Para deshonra de la física, suelo leer bastante sobre ella y sus materias relacionadas.
Adhiero en la idea de que todo es, en su base, energía y eso es: información.

Pero ni siquiera la información es algo objetivo, por eso creo correcto, que cada cual le ponga el nombre que quiera a la idea que tiene de las cosas, sea Dios o sea simetrías originarias.
Saludos.

Ygriega dijo...

fascinante, como siempre. poder leer el todo en palabras tan hermosas, poder traducir los inicios-finales y hacernoslos llegar a traves de las letras. la literatura es sin dudas una de las mas maravillosas creaciones de esa Idea, y de la tuya definitivamente no me canso nunka, esteban!

p.d. no habia posteado en laberintos porke estaba esperando ke lo hiciera juampi! pero el niño anda desaparecido (por si lees esto: JUAMPI TE EXTRAÑAMOS!!), asi ke ya le agregue otro pasadizo al laberinto, otro granito de anti-poesia.
un abrazo!

Mr. TAS dijo...

¿un texto de influencia platónica?

El fanasma de la caja oblonga dijo...

Coincido con Asterion primero fue la palabra, sin lenguje no hay pensamiento, ¿y en una nada absoluta como representar lo que no existe? después fue la imaginacion o fueron al mismo tiempo... va que se yo capaz que fue todo sin ideas,`por una voluntad inconciente y casual.
muy buen post.

Juan Pablo López dijo...

muy groso

Carlos Alberto Arellano dijo...

Titán:

Interesante (y poética) presentación del origen del universo. En algún otro lugar leí algo sobre la
Idea
, pero no recuerdo dónde en este momento.

-El por qué de la existencia del Universo es un misterio sin respuesta en estos tiempos.

-Existimos y tenemos conciencia. Pero, si los dinosaurios no se hubiesen extinguido hace 65 millones de años, lo más probable es que nunca hubiéramos evolucionado. Sólo con la extinción de los dinosaurios fue posible que los mamíferos se adueñaran de la Tierra.

___________________________________

¿Por que apareció este mensaje cuando ingresé en tu blog?

Elemento emergente bloqueado. Para ayudar a proteger su seguridad, Internet Explorer bloqueó otros contenidos de este sitio.

___________________________________

(Supongo que llegaste a mi blog desde el blog de Alicia.)

___________________________________

Saludos.

Eli dijo...

La Idea, Dios o como diablos queramos llamarlo, que por favor deje ya de pensarnos, porque hasta ahora lo hizo bastante mal, y si no nos está pensando entonces estamos en un verdadero problema, porque quiere decir que estamos totalmente perdidos y solos y no habrá nadie ni nada que venga a rescatarnos de este lío en el que estamos metidos: nuestra existencia. Ya que el Sr. Arellanos habló de los dinosaurios, bueno, tengo que decir que lamento muchísimo que se hayan extinguido, porque si eso no hubiera sucedido, no tendríamos la desgracia de estar aquí y a lo mejor este mundo hubiera subsistido mucho mejor sin nosotros.
Muy bueno el relato, te hace pensar muchas cosas que tal vez uno no querría pensar.
Saludos.

ERre! dijo...

Que vivan los dinosaurios,
que viva la idea,
el agua,
tú.

Nuestra existencia?
Lo que somos?
Nada.

Y lo somos todo.

Todos nos pensamos,
el uno al otro.

Tú eres otro yo.

UNO.

Muy buen blog, congrats! Vaya pluma! Felicitaciones una vez más, un abrazo:

ERre!

El Titán dijo...

Asterión: La Idea es autosuficiente, se pinesa a sí misma y luego al mundo...
Wonder Woman: Cuando usté guste...
Siempre es bienvenida una amazona.
Awixumayita: gracias pero recomiendo leer a los verdaderos filosofos.Quizás esto sea un error de una atrde de hastio.
Alguna:Sí pero esto va más alla de la información.1-la Idea,2-El mundo objetivo,3-La Información.
Ygriega:gracias.Tus textos son absolutos así que un honor...

El Titán dijo...

Mr. Tas: más bien de Hegel...
Fantasma:Sí, tal vez, solo una lectura más.Ojalá al morir sepamos la verdad de la milanesa...
Juan Pablo Lopez: gracias...
Carlos Alberto:es que la conciencia crea conciencias, así se mantiene el universo...La Idea mató a los dinosaurios...
Lo de explorer ni idea, cosas de Bill supongo...(sí, creo que llegue desde el país de Alicia).
Eli:visión precisa aunque pesimista del universo.Gracias, como siempre...
ERRE: gracias y bienvenido.Lindas palabras.Las guardaré.

Sonidos (hay mucho para escuchar)

Paraiso Perdido

Paraiso Perdido